Servicios

Implantología

En un implante podemos distinguir tres partes:

  • Implante dental: porción que queda bajo la encía.
  • Pilar transepitelial: parte que emerge en la boca.
  • Corona: que se ancla en el pilar y es lo que se ve (diente artificial).

Los implantes dentales sirven para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa y se integran sin problemas con el resto de tejidos bucales.

Se colocan en el maxilar o en la mandíbula para que, una vez producida la integración en el hueso puedan dar soporte a los nuevos dientes artificiales.

No es un tratamiento doloroso, ya que siempre se realiza con anestesia local.